Pioneros del Cómic Digital (II)

++ Haz click para leer la anterior entrega de esta serie de artículos.

PixelCraft

Para producir Iron Man Crash, Mike Saenz había cerrado un acuerdo con una pequeña compañía de software llamada PixelCraft. Era un negocio familiar de Long Island, Nueva York, fundado por Kenneth y Khouri Giordano. Ellos habían desarrollado el primer software de separación de color, capaz de exportar archivos con los que producir clichés para la imprenta. PixelCraft proporcionaría las herramientas de color necesarias para producir Crash y a cambio el proyecto serviría de escaparate para la empresa.

Akira y los inicios del color digital en el cómic.

Pero Saenz estaba acostumbrado a trabajar en sistemas Macintosh y no terminaba de adaptarse al entorno IBM PC que utilizaba PixelCraft. En medio de la producción de Crash, Mike Saenz decide romper el acuerdo y le vuelve la espalda a la compañía. Retoma entonces el trabajo en el Macintosh II con el ComicWorks de MacroMind, a la vez que desarrolla el software de separación Lithographer, junto con su amigo William Bates.

Olyoptics

Steve Oliff ya tenía una amplia carrera como colorista a sus espaldas. Había trabajado en multitud de títulos con las principales editoriales de la industria (incluidos un par de números del Shatter de First Comics.) Aunque Oliff trabajaba con color manual, también seguía de cerca el auge de las computadoras personales. Había preparado algunas muestras de color con Lumena, el software de MindSet, y las había presentado en Marvel. Pero Lumena era un sistema caro, orientado a la producción de televisión, y en aquel momento Jim Shooter no terminó de ver el potencial.

El colorista también había participado en la primera historia corta coloreada por ordenador: un relato breve de Jeff Bonivert titulado My Fears, en Mr. Monster #5, para Eclipse Cómics.

Un año después, en 1987, Oliff acababa de recibir el encargo de colorear la versión americana de Akira —el manga de Katsuhiro Otomo—, que preparaba Marvel Epic. Había presentado algunas guías de color para el proyecto y se había reunido en Nueva York con Otomo y su editor. Pero las primeras muestras que llegaron desde Marvel, producidas con su habitual sistema de color mecánico, dejaban mucho que desear. Oliff propuso entonces utilizar el color digital.

Akira y los inicios del color digital en el cómic.

Consciente de que PixelCraft se había quedado sin un proyecto con el que dar a conocer sus herramientas, Oliff cerró un acuerdo a tres bandas junto con la compañía de software y Marvel cómics. Es así como surge Olyoptics, el estudio pionero del coloreado digital de cómics, que se convertiría en referente hasta mediados de la década de los 90s.

Akira y los inicios del color digital.

El trabajo para colorear cada página de Akira comenzaba con las guías de color: copias reducidas de las páginas originales pintadas mano, con rotuladores o gouache. Éstas eran enviadas por correo a Japón donde serían revisadas personalmente por Otomo. Una vez aprobadas por el autor, Oliff se encargaba de replicar esas guías de color con la computadora. Trabajaba sobre copias escaneadas de las páginas originales, a tamaño completo, que ya incorporaban la nueva traducción producida en Marvel Epic.

Lo hizo con un ordenador IBM 286 de 12mhz que contaba con una tarjeta gráfica Targa AT&T, el sistema operativo DOS y el software Kaleidoscope proporcionado por Pixelcraft*. La máquina sufría continuos problemas de recalentamiento y se colgaba con frecuencia, obligando a guardar el progreso con cada paso. El resultado final se almacenaba en disquettes que eran enviados por correo, junto con el arte en blanco y negro, hasta Network Color, la empresa encargada del filmado.

La edición americana de Akira se publicó desde 1988 hasta 1995 y pasó a la historia por ser el primer cómic coloreado con ordenador y por demostrar la viabilidad del color digital. Por primera vez un colorista se ocupaba simultáneamente del diseño y la separación del color de un cómic. Algunos años más tarde las guías de color pintadas a mano caerían en desuso y el trabajo de color pasaría a hacerse íntegramente en la computadora.


*De acuerdo con Steve Oliff, el software de color de Pixelcraft se llamaba “Kaleidoscope”. Pero también me he encontrado con referencias a otras dos herramientas: “Color Prep” y “Color Tint”. Podría tratarse de productos de PixelCraft posteriores a 1987, o una evolución de “Kaleidoscope”, pero ninguna fuente lo termina de aclarar.

PLUSINFO

  • Jeff Bonivert & Steve Oliff, (1986) “My Fears” en “Doc Stearn Mr. Monster #5”, Eclipse Cómics.
  • (1989) “The Making of Akira The Epic Comic Part III” en “Akira #15”, Epic Comics.
  • Steve Oliff, “Olyoptics Timeline: 1981-89 ~ the Experimental Era”, Olyoptics.com

All images are copyright © their respective owners and appear here with with informative purposes only.